Habilidades blandas para un mundo duro

Inicio / Habilidades blandas para un mundo duro

Las habilidades sociales, emocionales y tecnológicas son cada vez más importantes en un mundo donde los procesos repetitivos, las labores manuales y las habilidades cognitivas básicas están siendo reemplazados rápidamente por máquinas, robótica e inteligencia artificial.

La transición de unas habilidades a otras, a medida que el mundo ha ido cambiando con la industrialización, no es algo nuevo; lo que sí es cierto es que estos cambios son cada vez más rápidos, y con la pandemia, han sufrido una aceleración vertiginosa.

De acuerdo a este estudio de Mc Kinsey para el 2030, crecerá en 24% la cantidad de horas en las que estaremos utilizando nuestras habilidades sociales y emocionales.

A pesar de múltiples intentos e inversiones millonarias, sobre todo en Estados Unidos y Asia, las máquinas están bastante lejos aún de dominar muchas habilidades inherentes a los humanos.

De acuerdo al estudio mencionado anteriormente, estas 5 habilidades sociales y emocionales se muestran críticas a medida que las habilidades tecnológicas vayan creciendo y la necesidad de habilidades físicas y manuales vaya decreciendo:

  • Pensamiento emprendedor
  • Iniciativa
  • Empatía
  • Comunicación
  • Liderazgo y manejo de otros

¿Y qué tipos de cambios estaremos viendo en las organizaciones?

  • La composición de la fuerza laboral será diferente

El rol de los “free-lancers”, consultores, contratistas y empleados temporales debe aumentar.

  • La estructura organizacional deberá ser más ágil

Las jerarquías tradicionales serán reemplazadas por equipos con estructuras funcionales cruzadas o multifuncionales como ya está ocurriendo en muchas empresas.

  • Las tareas se asignarán de manera más efectiva

Se buscará hacer el uso más efectivo las habilidades de las personas asignando tareas o trasladando tareas de unas personas a otras de acuerdo a los niveles de experiencia y experticia.

  • La forma de aprender será continua

El aprendizaje será continuo de manera de estar siempre al día. Las personas se apropiarán de expandir su conocimiento por nuevas vías más allá de las que ofrezcan las empresas.

  • La comunicación requerirá una nueva estrategia

En una organización más automatizada con múltiples stakeholders hiperconectados la comunicación será crítica para que los mensajes lleguen de manera correcta y oportuna por los canales adecuados.

  • El rol de Recursos Humanos debe modificarse

El lado humano de sacar adelante un negocio exitoso con alto nivel de automatización requerirá de un nuevo enfoque hacia el manejo de las personas como seres humanos integrales.

No son solamente las empresas las que son responsables de dar forma a la nueva fuerza laboral, también las instituciones educativas, los gremios, las fundaciones, ONGs y las personas encargadas de dictar las políticas relacionadas con el empleo y el trabajo tendrán un impacto significativo.

A medida que la tecnología avanza y los trabajadores interactúan más con máquinas inteligentes hay una enorme oportunidad para que las personas vean más allá de las habilidades técnicas y puedan generan valor en las empresas y en la sociedad a través de sus capacidades humanas.

Para conocer más sobre el estudio mencionado, visita: http://ow.ly/ooT350DUxpu