El individuo, la familia, la comunidad y la empresa en la responsabilidad ambiental

Inicio / Comité de Sostenibilidad / El individuo, la familia, la comunidad y la empresa en la responsabilidad ambiental

La responsabilidad ambiental empieza por la esfera individual, es decir, empieza porque cada persona asuma que en su actuar diario debe cambiar conductas que le permiten mitigar su impacto ambiental. Esto pasa por el consumo de agua, la movilidad sostenible, las compras responsables, el reciclaje y reutilización, entre muchos detalles más que involucran la vida cotidiana. Y después debería ser más sencillo lograr un cambio en la esfera familiar y comunitaria.

Mientras tanto y en paralelo, las empresas tienen mucho que hacer, para lo cual se debe comenzar por realizar un diagnóstico del impacto ambiental con perspectiva integral. Las empresas deben ser conscientes de qué tipo y cantidad de residuos o emisiones generan, que materiales compran y como los disponen al usarlos, qué tipo de combustibles son parte de sus procesos productivos, entre muchos otros temas relevantes que deben ser analizados y medidos, para tomar acciones que permitan, controlar, mitigar o hasta eliminar su impacto.

El tema ambiental es tarea de todos, e involucra varias especialidades, por eso es clave la búsqueda de aliados que permitan optimizar el proceso y obtener los mejores resultados. Cada ente social debe asumir cuota de la responsabilidad, para que entre todos contribuyamos al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que apuntan en muchas de sus metas a temas ambientales.