¿Cómo ser un líder exitoso en tiempos de incertidumbre?

Ciertamente estamos viviendo una etapa de grandes disrupciones, llena de altísima incertidumbre, además marcada por diversos estados emocionales de las personas en el tiempo. Frente a esto tenemos más de un año diciendo que hay que lograr empatía y enfocarse en el fortalecimiento de relaciones de confianza. Hoy es claro que las empresas tienen diversos desafíos y distintas oportunidades que hay que alinear para garantizar negocios exitosos.

Entre los principales desafíos que enfrentan las organizaciones están la velocidad y diversidad de los cambios que han catalizado la transformación digital, lograr el balance necesario entre el bienestar de los equipos y sus niveles de productividad, reforzar el sentido de pertenencia mejorando el clima laboral, además de potenciar el desarrollo de talento y promover el empoderamiento de los equipos.

Esta diversidad de retos hace necesario que los líderes de las organizaciones potencien las famosas habilidades blandas para lograr conectar con las realidades y expectativas de los diversos públicos interesados en el negocio, particularmente con los colaboradores quienes actúan y se interrelacionan de diversas formas.

Los líderes tienen la oportunidad de seguir fortaleciendo sus capacidades de relacionamiento y habilidades de comunicación para mantener de forma continua ambientes de trabajo favorables para superar los desafíos de los negocios.

Hay 10 claves para potenciar modelos de liderazgo asertivo en tiempos de incertidumbre:

  1. Diseñar un proceso de gestión que garantice la alineación interna.
  2. Evaluar los medios y canales de comunicación e interacción, desde los tableros o carteleras hasta las reuniones de comercial, pasando por las reuniones de café (virtuales o presenciales).
  3. Crear nuevas formas de comunicación gráfica y conceptos audiovisuales para generar mayor empatía con la gente.
  4. Redefinir los ambientes de trabajo, presenciales y virtuales. No es tan binario como “regresar al lugar de trabajo”, “trabajar de forma remota” o “modelos híbridos” que alternan durante la semana.
  5. Promover una cultura de feedback para identificar las necesidades y expectativas de la gente.
  6. Construir nuevas narrativas, mas sencillas y conectadas con los intereses de las personas.
  7. Revisar las distintas instancias de información y de toma de decisiones para lograr organizaciones más ágiles.
  8. Reforzar la interacción espontánea, natural y oportuna para humanizar las organizaciones.
  9. Identificar los líderes positivos de las organizaciones para impulsar el compromiso colectivo.
  10. Medir y aprender de los resultados para reforzar aciertos y corregir el rumbo de forma oportuna ante los desaciertos.

Vivimos la gran oportunidad del rediseño, del “hard reset”, estamos definiendo una nueva forma de trabajar y de relacionarnos entre las personas, en paralelo tenemos la oportunidad de fortalecer el nivel de resiliencia que garantice la sostenibilidad de las empresas y el éxito de los negocios.

El mundo empresarial está en una etapa apasionante, mientras experimentamos la transformación digital que nadie se hubiera imaginado, cada día es más claro que la gente es el centro, los verdaderos protagonistas de grandes historias de éxito que se siguen reconstruyendo todos los días. Aquellos que tengan la capacidad de trabajar en esta nueva dimensión lograrán trascender a esta etapa de alta disrupción de los negocios.

Juan Carlos Roldán para Martes Financiero
Socio en Komunika Latam
jroldan@komunikalatam.com
Linkedin: Juan Carlos Roldán